domingo, 19 de febrero de 2017

Getting ready for the Day!



Hola a tod@s,

Es imposible describir sólo con palabras e imágenes todo lo que viví y sentí aquel día, así que espero que esos recuerdos permanezcan en mi cabeza y en mi corazón para siempre.
Sábado, 5 de noviembre de 2016, 6:30 de la mañana, Hotel JC1. Suena el despertador con la misma alarma de todos los días ("Campanas", de iPhone) pero hoy no es un día cualquiera... ¡¡¡HOY ES EL DÍA DE MI BODA!!! 

Abro los ojos y, aunque tengo la sensación de haber pasado toda la noche despierta, no tengo sueño. Estoy contenta, feliz, y con unas ganas inmensas de que empiece el día. Voy corriendo al otro dormitorio de la suite a despertar a mi madre y a mi hermana. A continuación, me doy un baño relajante con RITUALS Ayurveda. Pedimos que nos suban el desayuno a la habitación (café, zumo de naranja y bollería recién hecha). Enseguida llegan Belén García y Ester Carpes, dos grandísimas profesionales de la peluquería y el maquillaje, respectivamente. Tengo que decir que no puedo estar más orgullosa de ellas y de la elección que hice por diversos motivos. En primer lugar, porque supieron captar a la perfección mi estilo en las pruebas previas y la puesta en escena "el gran día" fue espléndida. En segundo lugar, por su buena organización y trabajo en equipo teniendo en cuenta que debían peinar y maquillar a la novia, a la madre y a la hermana de la novia (¡casi nada!); hasta nos sobró tiempo para brindar. En tercer lugar, porque son tan encantadoras que fueron capaces de crear un ambiente muy bonico, con tan buen rollo que parecía una reunión de amigas de toda la vida. Pocos nervios y muchas risas. En resumen, la combinación Belén - Ester fue sencillamente perfecta. ¡Gracias chicas!


Quería un lugar neutral, amplio y muy luminoso para ese día y aquella suite del Hotel JC1 reunía todas esas características. De estilo moderno, con dos habitaciones, dos baños, un salón central y amplios ventanales, era el lugar ideal.


Comenzamos con la sesión make up de manos de Ester Carpes, ¡y qué manos! Llevaba meses preparando mi piel con Esperanza Moreno y ese día lucía jugosa y radiante, salvo por una pequeña imperfección que fruto de los nervios llegó sin avisar dos días antes (un poco de corrector, ¡y listo!). No quería un maquillaje excesivo, ni tampoco uno tan natural que pareciese que no llevaba nada. Y tenía claro que quería un sombreado de ojos que se notase, así que optamos por un ahumado en tonos marrones, que por mi color de pelo y de ojos es el que más me favorece. Un poco de rubor en las mejillas y labios naturales.


Acabando la sesión de maquillaje llegaron Pablo y Jose, fotógrafo y videógrafo del equipo ENFOK2. Hicimos unas cuantas fotos y tomas para empezar, después harían muchas más del making of.

Llegó el turno de la peluquera de mi vida: Belén García. No podía ser otra y tenía que ser ella. Aunque suelo llevar el pelo suelto, la espalda de mi vestido, el tocado y el velo merecían un recogido de estilo romántico. Luego "me soltaría la melena" para el baile nupcial.


Uno de los momentos que recuerdo con más emoción fue la llegada del ramo, que traería mi hermano. Me sorprendió tanto que tres meses después me sigue pareciendo el ramo más bonito del mundo. Fue obra de David, de Floristería Santi, que es un artista. Tanto el diseño como la presentación fueron toda una sorpresa y me parecen espectaculares.


En mi próximo post os mostraré todos los complementos y detalles del vestido, que en éste ya me he extendido bastante... :D Espero que os haya gustado y que estos post os puedan servir de inspiración como novias o como invitadas.

¡Gracias por vuestras visitas! Es un placer estar de nuevo por aquí.

Un abrazo, Carmen Julia

"His forever was as simple as her smile" - Carrie Bradshaw,
Sex and the City.


*Fotografías: ENFOK2

No hay comentarios:

Publicar un comentario