viernes, 31 de marzo de 2017

My romantic wedding dress


¡Muy buenas a tod@s!

¿Por dónde nos habíamos quedado? Ah sí, ¡por el vestido! Elegir vestido de novia no es tarea fácil, ya que de lo que se trata es de que encuentres TU VESTIDO. Puedes tener una, varias, muchas o ninguna idea sobre tu vestido de novia ideal. Hasta que no empiezas a probarte modelos no sabes exactamente cómo será el tuyo. Antes de empezar a ver vestidos, tenía dos estilos en mente: romántico y de princesa. Y había dos detalles que me encantaban: las espaldas descubiertas y los encajes. Partiendo de esas ideas comenzó mi búsqueda.


Pedí cita en Pronovias y fui a probarme con mi equipo de mujeres (mi madre, mi hermana, mi abuela y mi tía Dulce). Sabía que en una tarde no iba a elegir vestido, lo que no podía imaginarme es que iba a tardar sólo dos y sin salir de la firma. En Pronovias conocimos a Asun, la asesora que me acompañó desde la primera hasta la última prueba. Sólo puedo tener palabras de cariño y agradecimiento hacia ella. Además de ser encantadora, amable, prudente, sincera... es una excelente profesional que adora su trabajo (eso se nota). Le bastó una tarde para conocerme y saber orientarme en base a mis gustos. Creo, sinceramente, que tiene un sentido y una sensibilidad especial para esto. Además, las ideas que me dio fueron claves en el resultado final.
En mi segunda visita a la tienda elegí el vestido y fue uno de los momentos más felices que recuerdo. Salí del probador con él puesto, me miré frente al espejo, me emocioné y en el reflejo vi a mi madre y a mi hermana a la par que yo. Ahí lo tuve claro: ¡ese era mi vestido! Romántico, con una caída preciosa, con encaje, con la espalda descubierta... Al modelo original, que era sin mangas, le añadieron las dos que lleva (geniales ideas de Asun que a mí me acabaron de enamorar). Antes del baile, le quité las mangas de abajo, transformándolo un poquito (podéis verlo en las últimas fotos). Pasados varios meses puedo decir que es el vestido más bonito que he tenido en mi vida. ¡Gracias, mamá, por regalármelo!  


Los zapatos elegidos fueron de la marca Lodi. No se ven en las fotos pero os dejo aquí el enlace de donde los compré. Pasé todo el día con ellos sin enterarme.
El velo también es de Pronovias. Al llevar encaje en el vestido y el adorno en el pelo, quería que fuese sencillo. En mi post anterior ya os mostré alguna imagen de la pieza personalizada que me hizo la gran Juana Nicolás. Es una joya de porcelana fría, pintada a mano en plata, compuesta por flores y hojas de distintas formas y tamaños. Cuando me solté el pelo, volví a ponérmelo en un lado. Es un trabajo tan delicado, tan artesano y tan especial que me parece una auténtica maravilla... El tocado que lleva mi madre (foto 1) también se lo hizo ella. Creo firmemente que el esfuerzo, el esmero y la dedicación que pone Juana Nicolás en todas sus creaciones, unidos a su vocación, su talento y su buen gusto se reflejan de forma genuina en sus resultados. Os dejo el reportaje que sobre su trayectoria y sus últimos trabajos publicaron recientemente en la web de LucíaSeCasa: "Los tocados de Juana Nicolás, Alta Costura en tu cabeza".


Mis pendientes de novia, en oro blanco, brillantes y perlas, fueron un regalo de mi querida abuela Maruja. Fue una sorpresa que me encantó, que nunca olvidaré y con la que acertó 100%. Son de la joyería Álvaro Olivares.


A continuación, os dejo algunas imágenes de nuestro gran día para que veáis también al novio, ¡¡¡que iba guapísimo!!! 


Y hasta aquí uno de los post más especiales que he publicado desde que abrí este blog. ¿Qué os ha parecido MI VESTIDO? ¿Cómo fue vuestro vestido de novia o de qué estilo sería (si se puede saber)? No se si me habré dejado algún detalle... Si queréis preguntarme alguna cosa o si puedo ayudaros en algo, podéis dejarme un comentario más abajo.

¡Nos vemos en el siguiente post! Un abrazo fuerte, Carmen Julia

"Que todas las noches sean noches de boda,
que todas las lunas sean lunas de miel." - Joaquín Sabina

* Fotografías: Enfok2
** Ramo de novia: Floristería Santi

No hay comentarios:

Publicar un comentario